English

Información básica para los cuidadores

Convertirse en cuidador de un ser querido trae consigo una nueva serie de responsabilidades, y algunas le podrían parecer extrañas o abrumadores. Pero a diferencia de muchos otros retos en la vida, usted está afrontando estas nuevas responsabilidades por el amor que le tiene a su familia.

Helpguide.org ofrece estos consejos para ayudar a los nuevos cuidadores a empezar el camino:

  • Aprenda tanto como pueda sobre la enfermedad o la discapacidad de su familiar y cómo ser un cuidador. Cuanto más sepa, menos ansiedad sentirá sobre su nuevo papel y más eficaz será.

  • Busque a otros cuidadores. Es bueno saber que no está solo. Es reconfortante dar y recibir apoyo de otras personas que entienden por lo que usted está pasando.

  • Haga caso a sus instintos. Recuerde, usted conoce a su familiar mejor que nadie. No ignore lo que los doctores y especialistas le digan, pero también haga caso a sus instintos.

  • Fomente la independencia de su ser querido. Cuidar a una persona no significa hacer todo por ella. Esté abierto a las tecnologías y estrategias que permiten a su familiar ser tan independiente como sea posible.

  • Conozca sus límites. Sea realista sobre cuánto puede dar de sí mismo y cuánto tiempo puede dedicar. Establezca límites claros y comunique esos límites a los doctores, familiares y otras personas involucradas.

Busque a un proveedor de servicios de relevo

Cuidador a larga distancia

Cualquier persona, en cualquier lugar, puede ser un cuidador a larga distancia, sin importar su sexo, ingresos, edad, condición social o empleo. Si vive a una hora o más de distancia de una persona que necesita su ayuda, usted probablemente es un cuidador a larga distancia.

Los cuidadores a larga distancia asumen diferentes papeles. Según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, usted quizás haga cosas como:

  • Ayudar con las finanzas, la administración del dinero o el pago de cuentas.

  • Coordinar cuidados en el hogar: contratar a cuidadores profesionales o a auxiliares de salud en casa o de enfermería y ayudar a obtener equipo médico duradero.

  • Buscar cuidado en un centro de asistencia con la vida diaria o centro para convalecientes.

  • Brindar apoyo emocional y relevo ocasional para el cuidador principal, la persona que asume la mayoría de las responsabilidades del cuidado diario.

  • Coordinar la información: investigar problemas de salud o medicamentos, ayudar a navegar por el laberinto de necesidades nuevas y aclarar los beneficios y solicitudes de pago de los seguros.

  • Mantener a la familia y a los amigos al día e informados.

  • Crear un plan y tener los papeles en orden en caso de emergencia.

Con el tiempo, y a medida que las necesidades de su familiar vayan cambiando, también cambiará su papel como cuidador a larga distancia.

Lea más sobre los cuidadores familiares

inicio de página

Actualizado: 19-mar-18